planificar nuestro viaje, algunas cosas a tener en cuenta…

Dunas de Merzouga, Marruecos

Este trabajo previo difiere un poco dependiendo del país, sus circunstancias y dificultades, y de la propia habilidad y experiencia del viajero. Cuando hablo de planificación me refiero a unas bases para comenzar a moverte. Siempre hay que dejar paso a la improvisación, no reserves alojamiento cada día o perderás en experiencias. Improvisando se conoce gente y tendrás más cosas que contar a tus amigos cuando les castigues con el visionado de fotos. ¡Soy de los que prefiero ir sin nada reservado! ¡Yeah! Antes de todo, si eres de los que estando una semana viajando al ver un restaurante español, entras y te pides una paella…no sigas leyendo.

 

Haré una breve clasificación previa:

A- viajes organizados

 Los hacen turistas. No requieren planificación alguna aunque es recomendable llevar siempre una guía para complementar y aprovechar al máximo el exiguo tiempo libre que dejan este tipo de circuitos. Según mi experiencia la satisfacción de estos viajes depende en un alto grado de las (pocas o muchas) inquietudes del turista, compañía con que se viaje y de la suerte. Esta opción no es mala si se tiene edad madura, problemas de movilidad, falta de iniciativa, etc. Desde este blog la consideramos poco recomendable por estos motivos:

  1. Son viajes en los que el factor de decisión y autogestión personal es nulo.
  2. El conocimiento del destino suele ser muy precario (plazas principales y monumentos de postal)
  3. Si se viaja de forma organizada a destinos exóticos, salvo contadas agencias, se favorece el capital internacional en claro perjuicio de la población local y se daña la sostenibilidad de los ecosistemas, muchos de ellos en peligro inminente de destrucción.
  4. Económicamente resulta mucho más caro, aunque esto depende del viajer@ y sus pretensiones.

Pesca de subsistencia por los manglares en Kaofuntine, Cassamance, al Sur de Senegal.

B- viajes por tu cuenta

 Los hacen viajeros. Cada vez más gente viaja de forma independiente, sin agencias de viaje, utilizando los transportes locales, comiendo la comida del lugar, alojándose en hostales o guest houses, etc. y muchas veces improvisando la ruta mientras se viaja. Vayáis solos o acompañados, viajar por vuestra cuenta es mucho mejor que viajar con agencias. Aquí hay una clara diferencia dependiendo del o los destinos elegidos. Así:

B.1. Destino europeo o cualquier otro “país avanzado” (entiéndase con un sistema capitalista consolidado)

Quien más o quien menos ya ha viajado por Europa y todos conocemos lo fácil y barato que resulta viajar con las compañías llamadas “low cost” como Ryanair, Easyet, Wizzair, etc. En este caso la organización resulta menor aunque es recomendable no descuidar la preparación. Es fundamental comprar una guía (lonelyplanet o Trotamundos son las más recomendables), navegar por internet en busca de info complementaria o ambas cosas.  Páginas como Hostelworld pueden ayudarnos mucho a la hora de encontrar alojamiento.  En CouchSurfing -significa surfear sofás- puedes ver otra forma chachi de moverte…¡y gratis!. En países como Japón, Polonia o Australia, por ejemplo, habrá que informarse sobre lugares para visitar o pernoctar pero no debéis de tener problema alguno chapurreando inglés.

B.2. Destinos a países considerados no-desarrollados, exóticos, etc.

Ahora entramos en el tema,  vamos al ajo pues. Se trata de mi tipo de viaje preferido, lo que yo llamo un “viaje de verdad”. El “do it yourself” de los viajes. Hay que planearlo y decidir cada día que hacer, lo cual si no se viaja solo a veces es más difícil de lo imaginado.

Desde este blog siempre incitaremos a la autogestión de la vida y la actitud crítica, en nuestros viajes no iba a ser menos.

  • Una premisa de la viajera debe de ser dejarse siempre la pasta en lugares locales (restaurantes, albergues y tiendas de artesanía autóctona). A mí entender es lo menos que puedes hacer cuando se viaja a lugares en los que el nivel de vida es bajo (que no la calidad de vida) y hay empresarios europeos por doquier sacando tajada (colonialismo 2.0.) Mantén una actitud vigilante. Comprando coral en Tailandia favoreces la destrucción de los arrecifes.  Si te haces una foto con un mono das razones para que se sigan cazando monos… ¡no me seas tontico! Debemos informarnos de cual es la situación del país, su cultura y modo de vida, así como nuestras posibilidades económicas, capacidad de superar los imprevistos y los deseos de conocer la realidad de esa sociedad, que muchas veces se escapan en un tour organizado. Hay que tener en cuenta nuestros límites idiomáticos, desparpajo y si somos más o menos acojonadetes. Hay diversas formas de organizar un viaje por tu cuenta.
    Esto es un modo de empezar a hacerlo:
  • Decidir el país. Entran varios factores como el dinero del que dispongamos para el vuelo, nuestros gustos, el tiempo disponible, etc. Es una cuestión a veces peliaguda y el factor decisivo a veces puede ser una buena oferta en un vuelo. No hay que olvidar que no todo está en los motores de búsqueda y hay que investigar. Si por ejemplo se quiere ir a Vietnam es mucho más económico ir primero a Bangkok y de allí coger un vuelo interno en alguna low cost local. El mejor momento para adquirir el billete será entre 21 y 15 antes de que vayamos a volar. ¡Claro está!…si vemos una oferta que creemos que es lo que se llama “unaofertadelcopón” se compra ipso facto. A la hora de buscar vuelos conviene deshabilitar las cookies, ya que rastrean los sitios web visitados y dicen que esto puede hacer que en búsquedas posteriores la tarifa sea más alta!!!
  •  Buscar la época, pluviosidad y temperaturas correspondientes a esa estación.
  •  Mirar en internet las agencias que hacen ese viaje, los precios y lugares que vistan en esa época. Las rutas de algunas agencias nos pueden indicar una ruta como referencia y a partir de ahí hacer nuestras variaciones -o bien evitar directamente de dichas rutas-  Hay que tener en cuenta que estas agencias dispondrán de transporte privado y los tiempos de los trayectos serán muuucho menores, pero desde el punto de vista del que escribe, sin viajar en transportes locales con unas cuantas gallinas encima no se conoce el destino.
  •  Consultar las vacunas necesarias en el centro de Sanidad Exterior de cada Comunidad. Mi opinión sobre este tema es conseguir info independiente en foros, otros viajeros, etc. Las autoridades médicas son eso, autoridades, y ya sabéis lo que es la autoridad y lo que supone la industria farmacéutica a nivel mundial, y si no lo sabéis pues…preguntad. Es decisión individual meterse en vena la jartá de vacunas que consideran aconsejables o sólo las que un@ mism@ recabando toda la información posible considera imprescindibles. Desde luego, las vacunas obligatorias de entrada al país, si las hubiera, hay que tenerlas. También depende de si os vais a mover por capitales y ciudades grandes, o por poblados en la selva a los que se llega tras caminar 2 días!

Comentario especial merece la malaria: En muchos países tropicales el riesgo de contraer malaria es relativamente alto. Se trasmite por la picadura de un mosquito. En este punto hay que valorar, como comentábamos anteriormente, si viajamos a zonas rurales o ciudades grandes, y otros parámetros,  para calibrar la oportunidad o no de tomar las pastillas para su prevención, ya que éstas provocan malestar a algunas personas (mareo, insomnio, fiebre, depresión, etc.). Minimizar el riesgo de picaduras es lo fundamental (repelentes, mosquiteras, alojamiento adecuando, manga larga, colores claros, etc.)

  • Malarone: Es el tratamiento preventivo contra la malaria con menores efectos secundarios (pastillas). A partir del mes de Enero de 2009, el MALARONE® está subvencionado por la Seguridad Social. Esto significa que de los 54 euros que costaba hasta ahora una caja del medicamento, ahora solamente habrá que pagar 2.64 euros.
    El procedimiento es sencillo: Solamente hay que ir al médico de cabecera y solicitarle que nos recete la cantidad de cajas que necesitamos para el viaje. No hay que llevar ningún documento de Sanidad Exterior.
    Hay algo de polémica en cuanto a que si en unas comunidades autónomas está subvencionado y en otras no. El problema es que todavía hay mucha desinformación e incluso las farmacias no saben de esto, pero insistid, está subvencionado y no os deben cobrar más. Como dato a tener en cuenta, ahora las cajas de Malarone llevan un punto negro junto al código de barras, que antes no llevaban.
    Todos los medicamentos que llevan ese punto están subvencionados y tienen un precio fijo de 2.64 euros.

Nosotros hemos decidido no medicarnos de forma preventiva , tomándo todas las precauciones contra las picaduras. Calculo que de todo el viaje solo correremos riesgo, por estar en zonas de selva, unos 4 ó 5 días.

Llevaremos Malarone, porque es también tratamiento en caso de desarrollar síntomas. Hay que tomar , en este caso, 4 pastillas una vez al día, durante 3 días, mientras no se pueda  acudir a un centro médico.

  • Consultar el estado de seguridad del país. Conviene ver la web Ministerio de Asuntos Exteriores (aunque suele ser algo alarmista en cuanto a la peligrosidad) y los periódicos del país por internet. Al igual que el anterior punto disponer de una información de algún viajero en foros ayudará más que cualquier otra cosa. Aunque todas sabemos que lo que es peligroso para unos es divertido y auténtico para otros.
  •  Repasar  los requisitos burocráticos para entrar al país.

Ahora con los datos anteriores y un libro-guía detallado del país se comienza la planificación:

  • Vemos de cuánto tiempo disponemos  y a partir de esto se ajustarán fechas y lugares que visitar. Es importante dejar varios días de margen. En estos países los transportes se suelen averiar con facilidad, hay que esperar hasta que la furgoneta o coche ranchera se completen y pueden surgir otros imprevistos. Por otro lado, siempre habrá un lugar con el que flipes y quieras estar tranquilo más días. Yo prefiero siempre estar en menos lugares de forma relajada que ver mucho y mal. ¡No caigamos ahora en la mentalidad del viaje organizado!

Tranvía en Varsovia. Viejita leyendo lo último sobre Wojtila.

  • Precios de alojamiento, presupuesto de comidas y bebidas (el agua embotellada puede ser muy cara), número de personas a compartir gastos. Es bueno ver o informarse de la media diaria de gasto así calculamos lo que necesitaremos grosso modo. A este respecto, mi experiencia me dice que en guías de viaje como Lonely Planet o Trotamundos se suele tender al alza en los precios, o eso, o que las redactoras regatean peor que yo. Como siempre, en cuanto alojamiento tratad de dormir en pequeños hoteles-albergues o guest houses regentados por familias del lugar apoyando así las economías locales. Siempre es preferible un lugar céntrico sin baño en la habitación, que otro más alejado y con baño por igual precio. Valorad vuestras prioridades. Asimismo, otros datos a tener en cuenta son: que tenga ventilador y mosquitera, que la ventana de a una calle (preguntad si hay ruido de noche, cosa probable), que la puerta tenga un buen cerrojo, etc.

el efecto lonely”:  Muchos de los hostel y restaurantes que aparecen en las guías bajan o descuidan la calidad al tener asegurada por un par de años la clientela. Pregunta en el de al lado y decid que vais de mi parte, seguro que es más barato.

  • Lo mismo para las comidas. La mejor opción, así lo hago yo al menos, es comer en restaurantes autóctonos. Uno de los puntos fuertes de este tipo de viajes será la gastronomía local. No te rajes por el aspecto exterior y entra, mira, huele y…¡decide! Tus papilas gustativas y tu bolsillo lo agradecerán.
  •  Consultar toda la información extra necesaria en Internet, precios de agencias locales, experiencias de otros viajeros, fotos, embajadas de nuestro país en el destino, seguros médicos… (en www.losviajeros.com hay mucho de todo).
  • Antes de partir debemos concienciarnos de que el “do it yourself” conlleva también que todos los problemas los tendremos que resolver de un modo autónomo y que no estamos en nuestro país o sociedad. Intenta no enfrentarte con nadie, en algunos sitios levantar la voz y gesticular se interpreta de un modo mucho más fuerte de lo que tú puedas pensar. Mantén la calma y siempre sonríe. A veces es mejor claudicar y pagar lo que se te pide que encontrarnos con nuestros huesos en comisaría. ¡Recuerda que hay otras reglas!

    ¡Seguimos las próximas semana con: ¿Cómo viajar a Laos 3 semanas por poco más de 1000 pavos?…jejeje. Sí,sí, vuelo incluido.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo consejos útiles

2 Respuestas a “planificar nuestro viaje, algunas cosas a tener en cuenta…

  1. mellado76

    ¿Y qué tal los libros y los viajes?, a mi siempre me gusta leer alguna novela buena ambientada en el lugar, algún clásico que recree las calles por donde vas a estar y eso, por ejemplo, si vas a Nueva Orleans, pues te lees “La conjura de los necios”, si vas a Paris, “Los miserables”, si vas a Calatayud, “Pregunta por la Dolores”, etc…
    ¿Qué me recomiendas para Senegal Coke?…Igual me pasa con el cine, antes de ir a Roma, pues vimos Caro Diario y La Dolce Vita, así te vas haciendo a la idea, y además quedas bien con los colegas intelectuales

  2. mellado76

    Ah, se me olvidaba, para tu viaje a Laos es imprescindible la biografía de Luis Roldán “de Laos al talego”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s