camino de santiago en bici

¡Hola a todos de nuevo! Siempre me ha gustado mucho montar en bici. Hacía ya algún tiempo que andaba detrás de hacer algún viaje en ella, con alforjas y todos los bártulos a cuestas. Marruecos, Almería…no se. Nunca me había atraido demasiado la idea de hacer el Camino de Santiago pero decidí que podía ser un comienzo fácil -alojamiento muy barato, ruta bien indicada, en España-  De modo que estaba decidido: la Semana Santa 2012 estaría dedicada a recorrer parte del Camino de Santiago en bici.

Señalización en Villafranca del Bierzo, León

Lo primero es ver que se necesita, lo que ya tenemos y lo que debemos conseguir.

¿cómo empezar? el equipo básico

  • Bicicleta. Sin ella lo tenemos crudo. La mejor opción es una btt o bicicleta de montaña. Las llamadas híbridas con ruedas más finas también nos pueden servir y aunque en los caminos en peor estado habrá que ir con más cuidado, en los tramos en carretera saldremos beneficiados.
  • Portaequipajes. Lo puedes adquirir en cualquier tienda de bicicletas. Por unos 20/30 € tienes uno aceptable. Preferible el acero por su resistencia al aluminio. Su instalación es bastante sencilla e incorpora los tornillos para ello, aunque llevar la bicicleta a la tienda no es mala idea ya que algunas bicis no tienen los agujeros en la horquilla trasera preparados para su montaje. En este caso los hay que se enganchan al tubo del sillín directamente.
  • Alforjas. Las tenemos de varias calidades y precios. Si crees que los viajes en bici te pueden enganchar merece la pena gastar un poco más y comprar unas estancas totalmente a la lluvia y de buenos enganches. En Decahtlon se pueden conseguir dos alforjas de 15 litros por solo 25 €. Con esta capacidad te debe de dar para estar varios días de viaje sin problemas. Es lo más barato que encontré y me fueron bastante bien. Conviene practicar antes con las alforjas cargadas, la bici no se maneja igual y es más dificil pedalear de pie.
  • Culotte. Es imprescindible llevar un culotte con buena badana (acolchado para el culete). Si no dispones de equipación ciclista, la parte superior la puedes sustituir con ropa que consideres adecuada pero el culotte, como digo, hay que comprarlo.
  • Saco de dormir. Dormirás a cubierto por lo que un saco ligero de poco peso y abrigo es lo ideal.
  • Chubasquero.
  • Frontal o linterna. Para cuando entres al albergue sin luz o por si la noche se te echa encima. Imprescindible.
  • Repuestos y otros accesorios: varias cámaras, desmontables, llaves allen, bridas, cuerdas, un “pulpo”, gafas, casco, guantes, gorro y lo que creas que puedas necesitar con certeza. No llevar cosas “por si acaso”, eso pesa.
  • Pequeño botiquín y aseo. Lleva lo imprescindible, encontrarás farmacias muy a menudo. No olvides una toalla superabsorvente y chanclas para ducharte. Nada de gel de litro, uno pequeñito para cuerpo y pelo. Compra algo tipo Reflex, te vendrá bien.
  • Recuerda economizar más que nunca en tu carga. Todo lo tendrás que transportar en las alforjas y saldrás ganando. Yo solo llevé de ropa de calle 3 camisetas, 3 calzoncillos, 3 calcetines, un pantalon de montaña fino, un forro polar y unas zapas converse. En cuanto a la equipación de la bicicicleta decidí utilizar la misma toda la semana. Es preferible en mi opinión lavar en los albergues (muchos disponen de lavadora-secadora) a ir sobrecargado de peso. Además, si hueles un poco mal mientras pedaleas no se notará, je, je. ¡Qué corra el aire!

Aquí solo nos quedaban 110km hasta Santiago.

otras cosas

Trasporte. Para dirigirnos al punto de partida lo mejor es el transporte público, sino tendremos que volver a recoger el coche donde lo dejamos aparcado y es poco práctico. Lo que encontré más económico es el autobús. Con ALSA-ENATCAR facturar la bici te costará tan sólo 10 €. Te advertirán que hay que embalarla. Te ofrecen ellos mismos unas bolsas por 10 € pero aconsejo hacerlo nosotras mismas, es muy fácil. Tienes varias posibilidades: ir a tiendas de muebles y pedir que te den papel de burbujas que no necesiten, comprar bolsas de basura tipo saco, o bien comprar dos rollos de papel film del de envolver alimentos. Cualquiera de estos materiales sirven para embalar la bicicleta. Necesitarás también un rollo de cinta de carrocero (en ferreterías). Ves con tiempo suficiente a la estación del bus, quita la rueda delantera y el sillín y envuelve la bicicleta. No te preocupes si queda un poco churro, no te dirán nada mientras esté algo protegida. La rueda y el sillín los puedes dejar al lado. Aconsejo amarrar la bici a las barras del maletero con un “pulpo” (tira elástica con ganchos) así te evitarás golpes y arañazos.

Hay otras opciones como el tren o enviar la bici por mensajería pero es bastante más caro (unos 50 €). Al llegar a Santiago te ofrecerán transporte de vuelta para tu bici y alforjas por 37 euros a cualquier lugar de la península. La decisión es tuya: comodidad o precio.

Dormir. Hay albergues disponibles, como sabrás, en casi cada pueblo del Camino. Hasta hace muy poco los públicos eran gratuitos, actualmente cuestan en torno a 5€ la noche por persona y suelen estar bastante bien. No se pueden reservar aunque no tendrás problemas exceptuando Julio y Agosto (en esta época intentar llegar pronto o ir a albergues privados).

Se duerme en habitaciones comunes con bastantes literas. La sinfonía de ronquidos puede ser fantástica si tienes mala suerte, lleva tapones. Otra opción son los albergues privados, más tranquilos y mejor equipados normalmente. Éstos cuestan en torno a 10 € por persona. Dormirás también en habitaciones comunes pero con mucha menos gente. Lo malo es que en cualquiera de estos albergues la hora de cierre de puertas va de 21.30 a 22:30. Los albergues que utilicé disponían de sábanas de usar y tirar y algunos de mantas.

Nota: Los caminantes tienen preferencia sobre los peregrinos en bicicleta y parece ser que en verano hay que esperar a una cierta hora para que nos den alojamiento. A mí no me sudedió nada de eso y conforme llegué, a la hora que fuese, me acomodé en mi cama.

Comer. Los albergues normalmente disponen de cocina y si vas justo de dinero podrás cocinar, siempre y cuando lleves tú los cacharros. En algunos los peregrinos dejan alimentos que les sobran, mira por la cocina. Aún así, en los pueblos hay menús para peregrinos por unos 8-10 € y necesitarás alguna comida caliente al día. La comida también es turismo.

La ruta. Hacer el Camino o parte de él en bicicleta es asequible para casi cualquier persona pero necesitarás un mínimo de preparación. Puedes comenzar unos dos meses antes a montar en bici e ir aumentando la intensidad y dificultad poco a poco por caminos con más piedras y técnicos. Es una locura intentar hacer esta ruta sin ninguna preparación ya que el recorrido es exigente. Si eres aficcionada y montas en bici con regularidad no tendrás problema alguno.

Las etapas a realizar decídelas tú mismo. Hay guías y páginas web que tiene etapas prefijadas pero sólo deben ser orientativas. No te obsesiones que realizar nada que hayas visto o leído y disfruta la ruta. Deja un par de días de margen por si te gusta alguna ciudad, comes un botillo o cocido maragato y tienes que pernoctar después, o necesitas un día de descanso.

Las pájaras. Lleva siempre contigo un poco de comida. Aunque hay pueblos cada pocos kilómetros es preferible siempre llevar algún plátano y alguna barrita de chocolate y cereales, por ejemplo. No olvides llenar la botella de agua siempre que puedas.

nuestra ruta: león-santiago (312 km)

No teníamos nada claro dónde comenzar. Nuestro estado de forma era bastante mediocre. Como teníamos 8 días decidimos empezar la ruta desde León, ciudad que no conocíamos, y así asegurarnos nuestra llegada a Santiago. Como ya dije, fuimos en autobús sin mayor problema. Al llegar, desembalamos y preguntamos por el albergue de peregrinos. Allí mismo nos hicieron la credencial de peregrino y pillamos sitio (5€ dormir y 2€ la credencial)

Salimos a cenar y prontito al albergue. Era un albergue muy grande con al menos 150 camas y cerraba a las 21:30. Buuuuuf…a las 7 de la mañana estaba ya todo el mundo en pie. El desayuno estaba incluido. Comenzaba la ruta.

Nuestra etapas fueron éstas:

  1. LEÓN-SANTA CATALINA DE SOMOZA (60 km)
  2. SANTA CATALINA DE SOMOZA-VILLAFRANCA DEL BIERZO (68,5 km)
  3. VILLAFRANCA DEL BIERZO-HOSPITAL DE LA CONDESA (34,1 km -tuvimos un despiste que nos costó 8 km más-)
  4. HOSPITAL DE LA CONDESA-PORTOMARÍN (56 km -hicimos unos 4 km más al pasar por la variante de Samos-)
  5. PORTOMARÍN-MELIDE (39,7 km)
  6. MELIDE-SANTIAGO DE COMPOSTELA (53,4 km)

Estas etapas las fuimos improvisando totalmente durante la jornada en función de las ganas y las fuerzas que iban quedando. Llevábamos una guía pero no hicimos ninguna etapa que marcara ésta de forma exacta.

En general las dos primeras etapas fueron bastante llanas y las últimas con mucha subida rompepiernas. El trazado no es muy duro a excepción de las dos subidas largas que afrontamos: La Cruz de Ferro (1507 m) y O Cebreiro (1315 m). Éste último puerto es muy exigente con una pendiente media del 8 % durante algo más de 8 km y alguna rampas muy fuertes, empieza la subida muy tranquilo para aguantar. Ambos puertos los subimos por carretera.

El terreno en los últimos 200 km es de un continuo sube y baja, un rompepiernas total. Apenas encontrarás rectas y recuerda que irás por caminos de tierra, hojas, gravilla, etc. por lo que las medias no serán muy altas y tendrás que estar varias horas encima de la bicicleta a no ser que tengas muy buena forma, claro. Disfruta de los paisajes espectaculares.

Siempre tendrás la posibilidad de hacer algunos tramos por carretera aunque lo bonito es ir por el Camino. Como comentaba, nosotros hicimos siempre el Camino salvo las dos subidas más fuertes (Cruz de Ferro y O Cebreiro) así como algún tramo de bajada técnica y dificil.

Hay aldeas y rincones fantásticos. Iglesias románicas maravillosas. Hórreos, paisajes, granjas, caminos entre prados, puentes de piedra medievales, etc. ¡No te pierdas todo esto por ir a mil por hora y con la lengua fuera!

En los últimos 50 km hay multitud de peregrinas caminando, ten mucho cuidado. No pases a toda leche dando sustos o fomentarás la mala fama del “bicigrino”. Ellos piensan que en bici está tirado hacer el camino, se equivocan.

Como dije, no se puede reservar en los albergues públicos. Mucha gente, incluidos nosotros, prefiere dormir en pensión al llegar a Santiago para descansar mejor, o poder darte un homenaje y transnochar más. En este caso reserva lo antes posible porque la ciudad suele tener bastante ocupación. Asimismo, compra lo antes posible el billete de vuelta a casa en bus o tren.

no te pierdas

LEÓN-SANTA CATALINA DE SOMOZA (60 km) -etapa 1-

En León ver la Catedral de Santa María y tomar unas cañas en el Barrio Húmedo.

En Hospital de Órbigo el puente medieval del s. XIII. (“El Paso Honroso”)

El Crucero de Santo Toribio con unas vistas sobre Astorga muy guapas.

En Astorga el Palacio Episcopal de Gaudí, la Catedral de Santa María, el cocido maragato y las mantecadas.

En León el paisaje es árido y la ruta menos dura pero algunos repechos con piedra suelta cuestan de subir. Al fondo Carmen el primer día de Camino.

Crucero de Santo Toribio con Astorga al fondo

En Astorga, al fondo la Catedral y el Palacio Episcopal.

SANTA CATALINA DE SOMOZA-VILLAFRANCA DEL BIERZO (68,5 km) -etapa 2-

 Una fotito en la Cruz de Ferro, monumento emblemático del Camino.

Una parada de descanso en El Acebo, no la olvidarás.

En Ponferrada el Castillo Templario del s. XII.

En Villafranca del Bierzo hacer noche es obligado, ver la ciudad y la Iglesia de Santiago del s. XIII donde se encuentra la Puerta del Perdón. En este templo desde el s. XIII tienen el privilegio de entregar la compostela a enfermos o lesionadas que no pudieran llegar hasta Santiago. No hagas caso a otros bicigrinos puretas y cénate un botillo, eso sí, tempranito. Después un orujo leonés para rebajar. (En el albergue privado “La Piedra” son de lo más atentos y agradables)

Peregrinas en La Cruz de Ferro, techo del Camino con sus 1507 m. En su base es tradición dejar alguna piedra.

Curioso refugio en Manjarín

VILLAFRANCA DEL BIERZO-HOSPITAL DE LA CONDESA (34,1 km) -etapa 3-

Las vistas, si la niebla te deja, subiendo O Cebreiro.

Una parada en el bar tras subir el alto de O Cebreiro para comentar lo jodido que ha sido y reponer fuerzas.

Subiendo el duro puerto de O Cebreiro la niebla y el frío hicieron acto de presencia.

HOSPITAL DE LA CONDESA-PORTOMARÍN (56 km) -etapa 4-

Pasar por la variante de Samos y ver su magnífico monasterio del s. XVI y la Capilla del ciprés. Merecen la pena los 7  km. de más de este desvío.

Una parada o noche en Portomarín. Es un pueblo con encanto y buen orujo. Ver la iglesia-fortaleza de San Nicolás S. XII-XIII.

Al comienzo de esta etapa, a bastante altura, persistía la niebla. Dos días después nevó copiosamente.

El pequeño desvío para visitar Samos y su monasterio (al fondo) merece la pena.

Seguimos dando pedales. ¡Vaya paisajes!

Espectacular la Iglesia-fortaleza de San Nicolás (s.XII-XIII), en Portomarín. Lugo

PORTOMARÍN-MELIDE (39,7 km) -etapa 5-

Comer pulpo a feira  en Melide, dicen que es uno de los mejores. (Recomiendo “A Garnacha”: 6,50 € la tabla)

Disfrutar y hacer un stop en los numerosos cruceiros y pequeños templos románicos del trayecto. Aldeas agrícolas y diferentes hórreos nos sorprenderán. ¡Cuidado con las mierdas de vaca, están por todas partes!

Una paradita para disfrutar del entorno nunca viene mal.

El Románico es el estilo predominante del Camino. En muchas aldeas puedes encontrar cosas como este fantástico ábside, no pases de largo.

MELIDE-SANTIAGO DE COMPOSTELA (53,4 km) -etapa 6-

 En Santiago pasa un par de días y escudriña su casco viejo. Evita la Rua do Franco (conocida como París-Dakar) para comer, es lo más caro. Ves a calles del casco viejo más hacia arriba. En la Rúa da Troia hay varios bares. Recomiendo la Bodeguita de San Roque, ponen tapita y las raciones son muy abundantes. (Praza S. Roque)

Visitar el mercado de abastos en Santiago para ver lo bueno que es el pescado y el marisco gallego. Podrás comprar género y en un bar de allí mismo te lo cocinan pagando un recargo, claro. (Rúa das Ameas)

La noche de Santiago. Si te gusta el rock, blues, soul… recomiendo estos bares: A Reixa, Bar-tolo y Atlantic. (los dos últimos en la Rúa da Troia)

Catedral de Santiago…¡Conseguido!

Ahora a disfrutar, ¡no todo va a ser sufrir!. “Pulpeiro” en el mercado de abastos de Santiago. (9 € la tabla)

Lo mejor de todo sin duda es conocer a gente en los albergues y disfrutar de los caminos, sendas y paisajes. Recorrer esto en tu mountain bike te hace sentir bastante libre y eso en los tiempos que corren ya es mucho. ¡Inténtalo y me lo cuentas!

¡Hasta otra!

Info utilizada:

  • Camino de Santiago en BTT. J. MENÉNDEZ GRANADOS. Ed. Desnivel 2010.
  • Esta web: Bicigrino
Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo mis viajes

5 Respuestas a “camino de santiago en bici

  1. ¡Cenasteis botillo, no puedo creerlo! ¡Valientes!

  2. enpiezo esta ruta el 20/09/12 gracias por vuestro buen trabajo espero me vaya bien lo are solo

  3. ¿Para cuándo nuevo post, eh????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s